Actualizado:08/01/2021 15:45h Guardar

Cuando aún resuenan los ecos de la presentación de su último Redmi Note 10, Xiaomi vuelve a la carga con un nuevo terminal, esta vez destinado a potenciar su ya poderosa gama media. Se trata del nuevo Redmi Note 9T, donde la «T» implica, lógicamente, una batería de mejoras con respecto al resto de terminales de la familia, que ya ha vendido más de 20 millones de dispositivos en todo el mundo.

¿Pero cuáles son esas mejoras? La primera es la conectividad, que es 5G. Un paso, el de incorporar las redes rápidas a la gama media, que ya habían dado otras marcas. 5G significa, ya se sabe, más velocidad de navegación y descarga, menos tiempo de latencia y una cobertura de 360 grados que hace mucho más difícil perder la conexión. El nuevo terminal, además, admite dos tarjetas SIM 5G al mismo tiempo.

En el corazón del dispositivo un procesador Mediatek Dimensity 800U, fabricado con tecnología de 7 nanómetros y un 40% más potente, dicen en Xiaomi, que el Snapdragon 865 que normalmente se incorpora a los teléfonos de gama media. El procesador, además, permite un rendimiento gráfico que es un 280% superior al de generaciones anteriores, y todo sin que el teléfono se caliente gracias a un nuevo sistema de refrigeración.

Otro de los puntos fuertes del Redmi Note 9T son sus 5.000 miliamperios de batería, que garantizan dos días completos de uso sin necesidad de pasar por el cargador. Por supuesto, contamos con un sistema de carga rápida, de 18 W, y la caja incluye un cargador de 22,5 W.

En cuanto al diseño, el nuevo Redmi Note 9T llega en dos colores, Daybreak Purple y Nightfall Black. El acabado en policarbonato texturizado garantiza, según el fabricante, que no se quedarán impresas las marcas de nuestros dedos, y asegura además resistencia a polvo y salpicaduras. El lector de huellas se sitúa en el botón lateral de encendido. Y sí, el teléfono sigue incluyendo un puerto de 3,5 mm para auriculares externos,

Por detrás, y en un módulo redondo, encontramos un sistema triple de cámaras. Incluye un sensor principal de 48 megapíxeles, un sensor de profundidad de 2 megapíxeles y una cámara macro de 2 megapíxeles. La cámara frontal es de 13 megapíxeles.

La pantalla es de 6,53 pulgadas FHD+ y en sus extremos, arriba y abajo, hay dos altavoces duales, que proporcionan un sonido inteligente que distingue entre izquierda y derecha aunque volteemos el terminal.

En cuanto al precio, Xiaomi lo ha vuelto a hacer: 229 euros en la configuración con 4GB de RAM y 64 GB de almacenamiento y 269 euros si optamos por el modelo con 128 GB de memoria interna. Unos precios realmente competitivos, tal y como nos tiene acostumbrados la marca.

Redmi 9T, otra vuelta de tuerca

Xiaomi también presentó un gama más «vitaminada» de su Redmi 9T, llamada «Power Up». Cuenta con una cuádruple cámara trasera (con sensor principal de 48 megapíxeles, ultra gran angular de 8 y macro de 2), una cámara frontal de 8 megapíxeles y una espectacular batería de 6.000 miliamperios, que permite dos días y medio de uso continuado. Y eso sin incrementar el peso, que se queda en 198 g.

En este caso, el procesador elegido es el Qualcomm Snapdragon 662, menos potente que el de los Note 9T pero que cumple de sobra a la hora de manejar aplicaciones muy exigentes,

También aquí, los precios son imbatibles: 179 euros en la configuración con 4 GB de RAM y 64 GB de memoria interna y 199 si preferimos 128 GB para almacenamiento. Los nuevos teléfonos estarán disponibles en febrero.

Ver los comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.