Madrid Actualizado:22/10/2020 16:28h Guardar

El bloqueo estadounidense podría haber detenido a Huawei, pero no ha sido así. Puede que parezca imposible, pero el gigante chino está demostrando que es perfectamente capaz de seguir creciendo a pesar del veto norteamericano, que se prolongará por lo menos hasta 2021 y que le impide desde hace casi dos años ofrecer los servicios de Google en sus terminales. La firma, en efecto, no ha renunciado a seguir sacando al mercado todos los dispositivos previstos.

Pero no solo eso, sino que al mismo tiempo Huawei ha desarrollado, en tiempo récord, una estrategia totalmente nueva, basada más en un ecosistema completo, abierto a todos, que en los terminales en sí. Tradicionalmente, Huawei operaba en el mercado de móviles con una estrategia basada en los lanzamientos de nuevos productos. Pero el cambio al concepto de ecosistema, que combina hardware y software, ha permitido a la firma empezar a construir sus dispositivos para que se integren todos fácilmente, con un solo toque y con acceso a todas las aplicaciones. No en vano, Huawei, lanzará hasta 40 nuevos dispositivos de todo durante este año.

Nace un nuevo sistema operativo

Al principio de la crisis comercial con EE.UU., Huawei decidió crear un «puente», llamado HMS (Huawei Mobile Services) que preservara en lo posible las experiencias de los usuarios a pesar de que Google fuera «arrancado» de los nuevos «smartphones» de la marca, aquellos lanzados después de la entrada en vigor del bloqueo. Pues bien, ese nuevo servicio basado en «kits» de compatibilidad, que el año pasado garantizaba la normalidad en el uso de hasta 885 aplicaciones, ha pasado este año a más de 13.000. La incorporación de la Inteligencia Artificial, además, ha permitido a Huawei, incluso, añadir funciones que Android no puede ofrecer.

Con esa poderosa herramienta en sus manos, la compañía china ha mostrado su verdadero as en la manga, que es su propio sistema operativo, Harmony. Y ojo, porque Harmony no es lo mismo que HMS, que no es más que un conjunto de kits que puede funcionar en varios sistemas operativos. Planificado desde hace diez años pero acelerado tras el veto estadounidense, Harmony OS se ha convertido, según la firma, en el tercer Sistema Operativo del mundo. El nuevo SO ya funciona en los ordenadores y los wearables de Huawei. Y a finales de este mismo año le llegará el turno a los móviles.

Se podría pensar que no hay lugar en el mercado para un tercer «gran» sistema operativo. Pero las cifras de Huawei son abrumadoras. Los desarrolladores de Harmony, por ejemplo, han crecido en un año el 98%, hasta alcanzar los 1,8 millones. Y las aplicaciones de su tienda, App Gallery, han pasado de las 43.000 de 2019 a más de 95.000 en lo que va de año. Apps que, por cierto, ya no tienen nada que ver con Google. En cuanto a los usuarios de la tienda, solo decir que su número ha crecido, en Europa, un 360% desde 2018, y que las descargas de apps han aumentado un 600% en el mismo periodo.

Así es la nueva gama alta de Huawei

Con estos precedentes Richard Yu, CEO de Huawei, dirigió la presentación (virtual, por supuesto) de sus nuevos Mate 40, Mate 40 Pro y Mate 40 Pro+, los terminales de más alta gama de la compañía y los más potentes fabricados por ella hasta ahora. Como en otras ocasiones, sus espectaculares características y especificaciones ya habían salido a la luz a caballo de todo tipo de rumores.

Se trata, en los tres casos, de teléfonos 5G, capaces de conectarse a la nueva red ultrarápida gracias a la incorporación de un nuevo procesador «made in Huawei», el Kirin 9.000, fabricado con tecnología de 5 nanómetros y acompañado por 8 GB de memoria RAM y 256 GB para almacenamiento. Según Yu, es hasta un 30% más rápido que el recién presentado A14 Bionic, de Apple. Cuenta con 16 núcleos y su Unidad de Procesamiento Neural (NPU) es hasta un 150% más eficiente que cualquier procesador de la competencia.

En cuento al 5G, Yu dijo que su tecnología permite conexiones el doble de rápidas que en cualquier otro teléfono del mercado. Huawei, además, garantiza que el procesador, tras 36 meses seguidos de uso, apenas habrá perdido un 2,5% de velocidad, algo que no tiene precedentes en la industria. Por supuesto, y a falta de los servicios de Google, tanto el Mate 40 como el Mate 40 Pro y el Pro+ llegan con la App Gallery integrada.

Las baterías, que son de 4.400 miliamperios y carga rápida de 66W, supera con mucho la duración de cualquier otro móvil, según el primer ejecutivo de Huawei.

Toda la gama integra altavoces con el sistema Super Bass Stereo, que proporciona graves potentes y claros. También cuentan con la certificación IP68, por lo que son sumergibles y resistentes al polvo. Las pantallas tienen una tasa de refresco de 90 Hz, lo que garantiza la nitidez y la fluidez de las imágenes en movimiento.

Los terminales de la serie están revestidos con cerámica fabricada con nanotecnología, lo que además de un tacto suave y un atractivo brillo, les proporciona gran resistencia a los golpes. Las pantallas, de 6,7 pulgadas en el Mate 40 Pro y de 6,76 (curvada) en la versión Pro+, son OLED.

Fotografía sobresaliente

Como novedad, los dos móviles incorporan una doble cámara delantera «cinemática», insertada en un estrecho agujero en pantalla, que se suma a la triple cámara principal, integrada en ambos casos en un novedoso módulo circular. La fotografía siempre ha sido uno de los puntos fuertes de la marca, y en esta ocasión no lo es menos. Los Mate 40, por ejemplo, incorporan un impresionante Zoom óptico de x5 en el Mate 40, x7 en el 40 Pro y x10 en el Pro+.

Los tres terminales incorporan una cámara principal de 50 megapíxeles. El Mate 40 cuenta también con un Ultra Angular, que en los modelos Pro y Pro+ permiten calidad cinematográfica.

Tanto en la doble cámara frontal como en las traseras encontramos lentes de gran angular, grabación en 4K y super modo noche. Según Yu, auténticas cámaras de cine. Por primera vez, además, Huawei consigue corregir los efectos de distorsión en las fotos panorámicas. Tanto las cámaras frontales como las traseras cuentan con un sistema de estabilización avanzado, controlado por IA. La cámara lenta puede grabar a 240 imágenes por segundo y también funciona en la doble cámara delantera.

Los precios de los nuevos terminales son los siguientes: 799 euros para el Mate 40, 1.199 para la versión Pro, 1.399 para el Pro+.

También se presentó un modelo Porsche Design, el Mate 40 Pro RS, equipado con un sensor de temperatura capaz de medir hasta los 100 grados centígrados y una memoria de almacenamiento de 512 GB. Su precio es de 2.295 euros.

Yu mostró también los nuevos auriculares Free Buds Studio, con cancelación de ruido de 40 decibelios y una calidad de sonido, según el CEO de Huawei, excepcional. Los auriculares se pueden conectar simultaneamente a dos dispositivos y cuentan con controles táctiles, con los que se puede controlar el volumen o las canciones que escuchamos. Cuestan 299 euros. Completó el portfolio la segunda generación de gafas inteligentes de Huawei, con altavoces integrados en una de las patillas y hasta 42 horas de autonomía para reproducción. Las hay como gafas de sol y también graduadas. Su precio es de 299 euros.

Ver los comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.