Madrid Actualizado:29/10/2020 20:29h Guardar

«Radar Covid ya tiene cinco millones de descargas», presumía hace unas horas la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Econonómicos, Nadia Calviño, de la que pende la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (Sedia) que la puso en marcha. El contrato fue de algo más de 300.000 euros, adjudicado a la empresa Indra, y la realidad «es que es una chapuza, un fraude, parece encargada a tres becarios, es la app más opaca y disfuncional que los expertos en segurida hemos visto».

Entre quienes ponen voz a esta denuncia está José Monserrat, catedrático de Telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Valencia, que no se han callado desde el anuncio de la creación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.