Es importante tener en cuenta que los ISP (proveedores de servicios de Internet) no todos proporcionan el mismo servicio de Internet en términos de costo, velocidades de descarga y velocidades de carga. Todos los ISP son diferentes, por lo que tendrá que considerar cuidadosamente los aspectos que son más valiosos para usted. Recuerde, muchos ISP requieren que firme un contrato mínimo de 2 años, así que tome esta decisión con cuidado: podría quedarse atascado con su ISP por un tiempo.

Mientras evalúa sus opciones de ISP, no olvide tomarse un tiempo para buscar opiniones de sus servicios. Las revisiones pueden darle información reveladora sobre factores como la confiabilidad, el soporte técnico y el rendimiento general de un ISP que de otro modo no conocera.

Una de las diferencias más importantes entre los ISP es el hecho de que proporcionan diferentes velocidades de descarga y carga. Estas velocidades tienen una influencia directa en lo bien que usted será capaz de navegar por Internet, y puede ser una de las razones por las que su Internet es tan lento.

Además de considerar la velocidad que ofrece un ISP, piense también en los siguientes factores:

  • Disponibilidad: antes de investigar demasiado sobre un ISP, asegúrese de que el proveedor ofrezca servicios en su área. Usted encontrará que los ISP sólo servicio áreas particulares, y algunos incluso sólo cubren direcciones particulares dentro de una ciudad. No confíe en el mapa de cobertura que proporciona el ISP, ya que a menudo no entran en detalle sobre los servicios específicos disponibles en su dirección. En su lugar, tómese el tiempo para llamar al proveedor y verificar qué servicios están disponibles para que usted pueda elegir.
  • Fiabilidad – Investigue si el ISP es conocido por tener interrupciones frecuentes de Internet. Esto puede llegar a ser muy frustrante, especialmente si usted confía en su Internet para el trabajo.
  • Opciones y precios del plan: la mayoría de los ISP ofrecen una serie de planes diferentes. Los planes pueden variar en velocidad y costo. Mira las opciones disponibles y comprueba si hay una opción adecuada para ti. Si no es así, echa un vistazo a otro ISP.
  • Contratos – Lea siempre la letra pequeña al considerar el contrato de un ISP. La mayoría de los contratos requieren que mantenga su servicio durante 2 años como mínimo, y puede haber tarifas pronunciadas si interrumpe su servicio antes de que termine el período. También querrá comprobar dos veces los estados de cuenta del contrato sobre el costo: algunos costos solo se bloquean durante un cierto período de tiempo, y el costo de su plan puede aumentar una vez que ese período haya terminado.

Hay otro factor importante en la elección de su ISP: Es el tipo de conexión a Internet que desea tener.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.